Barrieron con el jet set desde Carola de Moras a Álvaro Salas

Nacho, Chiqui y “La Fiera” partieron gira de su café concert riéndose de sus desgracias, las ajenas y tallas sin censura.

Se hicieron pebre ellos mismos, entre todos, y a los demás también. El viernes por la noche Pamela Díaz, Chiqui Aguayo y Nacho Gutiérrez cumplieron con la primera fecha de su café concert “Así es la tele”, basado en un hilarante libreto que Chiqui empezó a confeccionar en marzo.

El estreno se hizo en el casino Enjoy de Viña y sacó carcajadas del público, pero más aún de sus propios protagonistas, que harto les costó contener las risas cuando se columpiaron sin piedad y sacaron al baile viejas rencillas con colegas del espectáculo. Desde Carola de Moras a Álvaro Salas fueron mencionados en la rutina, que seguirá girando por los casinos de Chile durante el verano.

Canje. Aguayo chacoteó con su pasada por el Festival de Viña y las críticas a su show por pasadito para la punta. “Me están tratando de flaite, que te crees Alberto Plaza” y “la ordinaria en el Festival no fui yo, fue la señora del lenguaje de señas.. Ella fue la ordinaria que me cagó la rutina”, fueron algunas de sus intervenciones, para luego ser su físico el centro del pelambre, pues se operó “todo por canje y le falta solo los cachetes”.

Nacho hizo un festín con su polémica salida de CHV, sexualidad y conocidas enemigas. “Partí leyendo el tiempo, tenía 22 años y lo hacía como las hue… después me cambié al ‘SQP’ y tenía miedo todos los días que (Felipe) Avello me sacara del clóset, en esa época”, lanzó. Más en confianza, prosiguió: “10 ejecutivos me dijeron que los gays no podían conducir programas de televisión y que tenía que ser más gay, ¿Más? Pero demandé y gané y soy animador del matinal de TVN y estoy muy feliz”.

Mientras las risotadas abundaban, Pamela aprovechó su minuto y sacó un proyectil contra De Moras. Le advirtió a su compañero: “Una mujer te va a traicionar, una mujer alta (…) No bien evaluada por el público (…) Pero dos mujeres te van a ayudar, una curá y la otra hue..”.

Gutiérrez también llevó al escenario a Fran y Jordi, “porque me dijeron que me pusiera bótox, después no podía sonreír, ni llorar” y a Carmen Gloria Arroyo, indicando que con ella “está todo reconciliado”.

Salas igual se ganó unas líneas de los cómicos en acción. “Va por el 14 hijo y ya no le queda sangre”, fue la talla de “La Fiera”, en alusión a Matías y Paola, quienes le exigieron ser reconocidos legalmente y los tres exámenes de ADN que se realizó el humorista, tras una demanda puesta por el joven.

Terminada la función, el tridente fue pura felicidad. “Queríamos que el público lo pasara igual de bien que nosotros y hoy lo conseguimos”, concluyeron.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo