“Es un personaje bastante masculino”: Carmen Zabala cuenta su metamorfosis para Hijos del Desierto

Carmen Zabala en Hijos el Desierto.

Hace unos días, la actriz mostró su radical cambio de look para lo que será la nueva nocturna de Mega. Ahora, cuenta a La Cuarta cómo será Violeta “La Gato” Mondaca, a quien define como “una sobreviviente”. Además, adelanta la “confusa” relación que tendrá con el protagónico de Gastón Salgado.

Al tiro se robó las miradas. Durante junio, cuando se estrenó el primer adelanto, quedó en evidencia el radical cambio de look que se hizo Carmen Zabala para interpretar su nuevo papel en la nocturna Hijos del desierto (Mega).

El melodrama que sucederá a Amar profundo ya se encuentra en pleno rodaje. En esta historia, ambientada en los años 30 de Valparaíso, la actriz interpretará a Violeta “La Gato” Mondaca, quien es parte de una banda de contrabandistas liderada por Pedro Ramírez (Gastón Salgado), y completada por los papeles de Roberto Farías, Nahuel Cantillano y Michael Silva.

Caía de cajón que “La Gato” tuviera el pelo corto, en vista de que es “un personaje bastante masculino”, contó a La Cuarta. “Si bien es mujer, le ha tocado duro en la vida”. Por eso, explicó, “es como un look más desaliñado y menos femenino”.

Carmen Zabala

La decisión fue un acuerdo entre las partes, tanto de Mega como la actriz: “Llegamos los dos con la misma propuesta, que era este radical pelo corto”, dice.

Para Zabala, “influye” el corte de pelo al momento de actuar: “Cambia la energía, cambia cómo uno está acostumbrado a verse”, en vista de visualmente que “sale de los personajes que ya llevaba un rato haciendo”, por lo que llevaba siete años con el pelo corto. “Entonces pasar de eso a un personaje así, me ayudó bastante a situarme en otro lugar”, expresa.

“El pelo adorna, acompaña”, por lo tanto, comenta, “la falta de él también hace un cambio”. Así que, en resumen, “fue bueno, fue muy bueno”.

Una “confusión”

Al adentrarse en el interior de “La Gato”, la define como “una sobreviviente” porque “le ha tocado muy duro en la vida”. Ante lo adverso, “tuvo que manejárselas sola, rodeada de puros hombres”. Así se curtió tras aprender a ser “más chora y viva, el doble que sus compañeros, para que no la miraran en menos”. Eso la convirtió en una tipa “ruda”, que “no le tiene miedo a nada” y que “es muy impulsiva”.

Pero también, recalca, “muy leal con sus compañeros”.

Sin embargo, será esa cualidad la que la hará caer en confusiones. Con el líder de la banda, Pedro Ramírez (Gastón Salgado), tiene un vínculo de “lealtad máxima”. Lo que sucederá es que, “en algún momento, ella se confunde con este hombre que la ha acompañado toda su vida”, adelanta, a pesar de que “es más como una especie de hermandad la que tienen”, ya que “este hombre es el que la cuida y guía en todo”.

Así y todo, declara, “es una relación muy linda”.

Hijos del desierto

Zabala prefiere no anticipar demasiado lo que pasará con este par. Pero, respecto a la banda, la define como “muy unida” y, al mismo tiempo, “se dicen las cosas muy frontalmente”, mientras que su vínculo con Pedro es “complejo”.

Tras el 2016, con Te doy la vida, donde interpretó a Gabriel, y sus años en Verdades ocultas, interpretando a Agustina Mackenna y Olivia Tapia, este nuevo papel marca una suerte de quiebre.

—Más que dificultad era distinto, completamente distinto a lo que había hecho, lo cual es bueno, poder despegarse y, de alguna forma, hacer una búsqueda —dice—. Está muy entretenido. El lenguaje es distinto, es de época. Creo que esta dificultad hace que todo sea más divertido, y estar siempre presente.

COMPARTIR NOTA