Felipe Vidal: “Sé que soy fome y la gente se ríe de eso”

Autor: Carolina Ruiz

Felipe Vidal asume su raro caso: de gracioso tiene poco, pero la lleva como rostro de entretención. Hace poco más de una semana regresó a las mañanas con Pamela Díaz y Jean Philippe, dispar trío con el que encajó a la primera.


Siempre de traje, bien peinado y bronceado. Sea el horario que sea, la imagen de Felipe Vidal (48) siempre es la misma: la de un hombre muy ordenado. El periodista tiene un largo currículum televisivo y radial, donde ha pasado por todas las áreas y horarios. Lector de noticias en La Red, panelista del trasnochador y puntudo “Así Somos”, rostro matinal en la misma señal, luego en Chilevisión, también es conductor del programa Pabellón de la Construcción TV y desde el año pasado partner de Pamela Díaz y Jean Philippe Cretton en “La noche es nuestra” y en el recién estrenado bloque mañanero “Viva la pípol”, durante la semana pasada.

Un largo tour donde Felipe dice que ha mantenido intacta su esencia: “Soy disperso, tiro mis tallas fomes, soy medio desordenado, pelusón, tengo déficit atencional. En pantalla puedo expresarme tal cual soy. Yo sé que soy fome, pero la gente se ríe porque soy fome, y porque en el fondo soy yo”.

– Pero siendo “fome” eres rostro de entretención, ¿cómo se explica esa dualidad?

Jajajá, lo que pasa es que no ando de gracioso por la vida, porque no soy gracioso, pero igual tiro mis tallas. Tengo la posibilidad de hacer y decir lo que yo quiero en pantalla, dentro de un margen y línea que corresponde obviamente, y eso es impagable en la tele.

– ¿Cero censura? Todo lo que se me ocurre lo digo y no tengo problema. Nadie me dice evita decir ciertas cosas o no digas eso. Tampoco nunca he sido un tipo que diga algo por decir, si siento que hay algo que pueda aportar lo haré, no por rellenar un espacio.

– ¿Dónde te sientes más cómodo, en la noche o en tu regreso al horario matinal?

En todos me siento súper cómodo. Cada cual tiene su público, el matinal es un horario choro y los gustos son distintos en la noche.

– ¿Cómo te ajustaste al trío con Pamela y Jean Philippe?

Yo juego, no hay que ser tan tonto grave, me gusta tontear y agarrar para el tandeo a la Pamela, a Jean Philippe y que me agarren a mí también, entre más pesada la talla, mejor. Logramos traspasar la buena onda que teníamos los tres en “La noche es nuestra” a la mañana.

– ¿Trío consolidado?

Siento que nos conocemos, no hay egos, entre nosotros somos muy distintos, sobre todo en apariencia, pero al final no lo somos tanto. Nos reímos unos de otros, nos cuidamos y protegemos. No hay que tomarse las cosas tan en serio y disfrutar.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo