MasterChef

“Tuve que volver a aprender a caminar”: las graves secuelas de ex MasterChef tras contagiarse de Covid-19

Autor: LaCuarta.com

Dio positivo hace unos meses y todavía sufre las dramáticas consecuencias de la enfermedad.


El Covid-19 no da tragua. Cada se reportan más y más casos, y también salen a luz dramáticas relatos sobre las consecuencias que deja la enfermedad en algunas personas.

De hecho, durante las últimas horas quien alzó la voz y contó el calvario que vive por culpa del bicho fue Oscar Barrera, recordado integrante de la primera temporada de MasterChef.

A través de sus redes sociales, contó que dio positivo al virus en enero y, aunque en un principio casi no había tenido síntomas, la situación se comenzó a complicar con el correr de las semanas.

«Hace más de 2 meses que he estado bien desaparecido de las redes. Mucha gente me ha escrito para saber cómo estaba y se los agradezco un montón. Aquí lo cuento en público y a ver si también sirve para hacer conciencia. Tuve COVID en enero. Un caso leve sin necesidad de hospitalización. Me sentía bien», relató de entrada en su cuenta de Instagram.

Y sobre la misma, agregó: «El lunes siguiente post alta hice un poco de ejercicio y me dio una taquicardia prolongada. A los días me hice exámenes que descartaron daño cardíaco y revelaron una arritmia de base. Más tarde, el mismo día de los exámenes, tuve una taquicardia súbita muy molesta y angustia por lo que me fui a urgencias por sospecha de TEP tromboembolismo pulmonar. Este se descartó y me dieron de alta».

Posteriormente, Barrera reveló que su condición continuó empeorando. «Los días siguientes continué con taquicardias repentinas más leves que fueron evolucionando en el tiempo hasta que, a la semana, se me desencadenó de manera clara un POTS ‘síndrome de taquicardia postural ortostática’. En español significa que al ponerme de pie me daban taquicardia fuertes, no me llegaba sangre a la cabeza y me podía desmayar. Me tuve que acostar y no levantar más. Esto acompañado de sudoración excesiva de manos y pies, dificultad para dormir y el pulmón donde tuve la neumonía apretado ‘como asma’ junto a un cuadro de ansiedad que no me dejaba tranquilo y empeoraba los síntomas. Así que tuve que dejar todos mis proyectos de lados y quedarme acostado».

Graves consecuencias

Si bien contó que ahora está un poco más recuperado, el proceso de rehabilitación no ha sido nada fácil. «Con el tiempo fui mejorando. Pude ponerme de lado, luego sentarme con apoyo. Hace poco más de 2 semanas fue la primera vez que me pude poner de pie. Me crujió todo el cuerpo. Luego, tuve que volver a aprender a caminar. Partía con las piernas tiritando, poco estables, y así he ido volviendo. Además, terapia con una psicóloga y remedios para apoyar mi salud mental».

Por último, envió un mensaje para crear conciencia sobre el coronavirus. «Este post no es para generar lástima porque, por muy molesto que haya sido todo, tuve suerte: estoy vivo, no tuve que hospitalizarme, pude recuperarme en casa y acceder a los tratamientos necesarios. Pero si de algo sirve esto es que espero que quien lo lea tome conciencia de las consecuencias que puede tener la infección aunque sea leve. Que ser joven o sano no te asegura nada y que lo mejor que podemos hacer es cuidarnos y así cuidar a los demás», remató.

Seguir leyendo