“Ahora lucho para que haya una ley que sancione la violencia en el pololeo”: Valentina Henríquez

Autor: La Cuarta

Tras las declaraciones de Camilo Castaldi en “Síganme los buenos”, su ex pareja Valentina Henríquez explica por qué pidió la suspensión del juicio.


Tras darse a conocer la suspensión del proceso judicial contra Camilo Castaldi, “Tea Time”, por supuestas agresiones a Valentina Henríquez, el ex integrante de Los Tetas hizo su primera aparición pública en el programa “Síganme los buenos”, de Vive TV. Ahí fue entrevistado por Julio César Rodríguez.

Castaldi dijo sentirse “muy contento” frente a las medidas que tomó la justicia, como la orden de alejamiento por dos años de Valentina Henríquez (ex pareja y querellante), además del “servicio comunitario” que debe realizar en los colegios, en concursos de poesía o conciertos.

“Ese juicio no se lleva a cabo porque, en primera instancia, la contraparte, mi ex pareja, ofreció la suspensión en el momento en que yo empecé a meter pruebas a la carpeta de investigación, pruebas contundentes”, fue la explicación que dio el músico respecto de por qué la causa no prosperó.

Además, “Tea Time” aseguró que nunca golpeó a Valentina, sino que “era una relación tóxica, de dos personas enfermas. Las relaciones tóxicas se construyen de a dos. Yo, en 20 años de carrera, jamás tuve un episodio de violencia. Mucha gente se sorprendió cuando salió esto y me defendió”.

Reabrir la herida

En conversación con La Cuarta, Valentina Henríquez afirmó sentirse afectada por las declaraciones de Castaldi: “Yo no fui una espectadora más. Cuando vi la entrevista, para mí fue revivir las golpizas. Ver esa entrevista, para mí, fue reabrir mis heridas… fue muy complejo”.

– Camilo dio su versión sobre la suspensión del juicio, ¿qué puedes decir al respecto?

Tomé la decisión de suspender el procedimiento, porque es un proceso muy largo y desgastante… además, que tampoco hay leyes que sancionen la violencia en el pololeo, no hay legislación al respecto, entonces, como mujer estoy desprotegida, porque no hay leyes que me den algún tipo de protección.

– ¿Qué habría pasado si el juicio seguía?

De haber continuado, él sólo habría tenido que pagar una multa al Fisco, pero no habría tenido ninguna medida cautelar que me protegiera. En cambio, con esta suspensión obtuve una orden de alejamiento por dos años, siendo que lo habitual son seis meses. Tomé esa decisión pensando en mi seguridad, en mi tranquilidad… aunque de alguna manera u otra, esto no ha terminado.

– ¿Por qué no?

Porque hay fanáticos de él que me molestan en redes sociales, que suben imágenes mías y publican muchas cosas que no son ciertas, sólo para desprestigiarme, me hostigan constantemente, pero yo voy a seguir luchando para que otras mujeres no vivan lo que viví yo.

– ¿En qué estás ahora?

Estoy colaborando con la Fundación Antonia, estamos luchando para que haya una ley que sancione la violencia en el pololeo.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo