Está que corta las huinchas por volver a zapatear en su fonda

A principios de año nuestro único hijo se fue de la casa. Dio pena, pero es la ley da la vida. Le buscamos el lado positivo y, como todavía somos jóvenes.


Doctor Cariño:

A principios de año nuestro único hijo se fue de la casa. Dio pena, pero es la ley da la vida. Le buscamos el lado positivo y, como todavía somos jóvenes, volvimos a gozar la intimidad como cuando lolos. Como el departa es chico, por años lo hacíamos pa’ calla’o y de vez en cuando. En cambio desde que se fue el Rigo, nos dábamos a cualquier hora.

Pero duró poquito. Llegó la pandemia y mi señora se trajo a mi suegra para cuidarla. Lo entendí, pero ya le había tomado el gusto a la cuestión y quiero recuperar eso. Mi cuñado puede recibir a la señora, pero mi mujer no quiere. Cómo la convenzo.

Lucho

 

Don Luis:

El regalón alzó el vuelo y ustedes tuvieron la oportunidad -y la potencia- para volver a desatarse como enfermos por unas semanas.

Pero la mamita es la mamita y hay que cuidarla.

No presione a su mujer porque va a salir para atrás. Mejor tener una conversa franca, entendiendo su preocupación por su mami. Si cede un poquito van a poder acomodarse y encontrar cómo volver a la gozadera.

Tus consultas y dramas de tipo amoroso pueden aparecer en la Ventanita Sentimental si las mandas a doctorcarino@lacuarta.com

Top de La Cuarta

Seguir leyendo