Madre de scout asesinado paró en seco a sicólogo tras «impopular» intervención en vivo

Autor: LaCuarta.com

"Lamento enormemente las palabras del señor que está conversando, pero le voy a exponer algo...", replicó Beatriz Olea, en plena entrevista.


Beatriz Olea, madre del joven scout Tomás Acevedo, se refirió al crimen de su hijo, ocurrido en julio de 2019. El homicidio que impactó al país habría planificado por Ulises Labrín de 23 años y su polola de 15, una compañera de colegio y amiga de Tomás. 

Respecto a la pareja acusada, Olea recordó que el hombre arriesga cadena perpetua, mientras que la menor se enfrenta a una pena máxima de cinco años.

Fue este último punto lo que generó debate en el matinal Contigo en La Mañana. Además de contar la opinión de la madre de la víctima, en el panel virtual participó el sicólogo Mauricio Valdivia, quien fue consultado acerca de la responsabilidad penal adolescente y qué debiera pasar con la legislación.

«Mi opinión va a ser poco popular, porque si vemos la realidad internacional, no solamente considera los 14 y 16 años como elemento límite, sino que entre los 18 y 24 años también se les asigna un grado a cualquier tipo de delito a nivel internacional», indicó el profesional.

De acuerdo a Valdivia, lo que «nos ha enseñado la evidencia empírica, el análisis de grandes grupos poblacionales que cometen delitos a esas edades, es que si le damos la posibilidad y bajamos en algo la sanción penal y buscamos una resolución que no sea necesariamente penal, vamos a obtener algo que, en nuestro país, llama muchas veces la atención: disminuir la posibilidad de reincidencia».

«Yo entiendo a la mamá, ella está en todo su derecho a pedir la máxima cantidad de pena, pero desde las políticas públicas no podemos considerar eso. Porque a los 14 a los 15 años hay algo que involucra esta incapacidad de poder tomar decisiones maduras desde el punto de vista emocional», añadió.

Tras la intervención de Julio César Rodríguez, quien dijo comprender la postura del sicólogo, aunque recalcó la diferencia que existe en cada delito, en relación a su gravedad, Beatriz Olea tomó la palabra y lamentó los dichos vertidos por el profesional.

«Lamento enormemente las palabras del señor que está conversando, pero yo le voy a exponer algo. Yo no estoy pidiendo justicia para Tomás, porque no la va a haber. Yo estoy pidiendo para el futuro, para el resto, para los que vienen, para tus nietos, para tus sobrinos. Para que no se topen con una mente enferma como esta.

Aquí estamos hablando de un homicidio califico, cometido por la menor. Ella después sale de matar a mi hijo, se encuentra con su madre y se va a almorzar. No conforme con eso después de eso me da el pésame y disfruta todo lo que está pasando. Yo la vi en el control de detención y ni una gota de arrepentimiento, me miró a los ojos, yo esperaba ver una cabra destruida y no lo es. Si hablamos de políticas públicas, hablemos de este tipo de jóvenes, no para alguien que se robó una bicicleta», replicó la mujer.

Tras escuchar a la madre del scout asesinado, Valdivia insistió en que «uno trata de ponerse en sus zapatos, pero es muy difícil». Además, aprovechó el tema de las políticas públicas para recordar el caso del Cisarro.

Buscan ley

Beatriz Olea: Aquí, con todo respeto, el joven Cisarro no tiene nada que ver con la crianza que tuvo la menor. El contexto no es el mismo, no estamos hablando de un chico vulnerable.

Sicólogo: El límite entre la vulneración y la infracción de ley es un límite muy precario. No hay herramientas para tratar este caso.

Beatriz Olea: Por eso nosotros estamos buscando una ley de responsabilidad penal para jóvenes y adolescente. Ya no para esta joven, pero sí para los que vienen. Para jóvenes que son capaces de cometer estos delitos horrendos.

#Tags


Top de La Cuarta

Seguir leyendo