Masivo operativo antidrogas dejó un policía muerto en Temucuicui

El inspector de la PDI, Luis Morales Balcazar, falleció tras recibir un impacto de bala en el rostro cuando participaba en un allanamiento que buscaba desbaratar una supuesta red de tráfico de drogas y armas al interior de la comunidad de Ercilla.


Un policía muerto y otros ocho heridos de diversa consideración fue el saldo de un operativo realizado por la Policía de Investigaciones (PDI) en la comunidad Temucuicui, región de La Araucanía.

Se trata del inspector Luis Morales Balcazar (34), quien perdió la vida tras ser impactado en el rostro por una bala de grueso calibre mientras se realizaba el allanamiento que involucró a cientos de efectivos policiales.

De acuerdo a los primero antecedentes, la acción policial se desarrolló ayer cerca de las 14 horas bajo la tutela de la Fiscalía de Alta Complejidad de La Araucanía, y tenía como fin desbaratar una red de tráfico de drogas y armas de fuego que funcionaría desde mediados de 2020 al interior de la comunidad de Ercilla.

En el operativo -que incluyó autos blindados, helicópteros y drones de vigilancia-  participaron más de quinientos efectivos policiales, donde muchos de ellos debieron trasladarse a la zona desde otras regiones del país. Era el caso del Inspector Morales, quien pertenecía al Equipo de Reacción Táctica de Iquique, por lo que viajó a La Araucanía solo para apoyar el masivo allanamiento.

A través de una declaración en redes sociales, la PDI reconoció el brutal asesinato del funcionario policial, lo que obligó el despliegue en la zona del subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, y el director general de la PDI, Héctor Espinosa.

“Estamos muy afectados porque uno de los nuestros ha caído para cumplir con su deber. Dejó su familia en Iquique para venir a apoyar y quiero decirle a los criminales que los vamos a perseguir, que llegaremos hasta las últimas consecuencias. También a los que han apoyado con armamento los pondremos frente a la justicia. No nos van a amedrentar, la sangre derramada por nuestro camarada correrá fuerte para seguir enfrentando a la delincuencia”, comentó Espinoza.

Desde el Gobierno lamentaron el asesinato del policía de civil (el mártir número 56 de la PDI) y anunciaron acciones judiciales para dar con los responsables del asesinato.

“Ese PDI fue asesinado por personas que usaron armas de fuego para oponerse a la acción de la justicia y por lo mismo nos reuniremos con policías y fiscalía para las acciones que tomaremos de aquí en adelante para perseguir a las personas que cometieron este horrible crimen”, sostuvo Juan Francisco Galli, subsecretario de Interior.

En una primera instancia, el Ministerio Público designó a Carlos Bustos como fiscal exclusivo para esclarecer la muerte del policía. Bustos es el mismo que indaga el homicidio del cabo Eugenio Naín, fallecido el 30 de octubre del 2020.

Seguir leyendo