Leo Caprile: “Estoy mejor desde que dejé el pucho”

Autor: Andro Vukovic

Está ansioso de volver a pisar el escenario del Patagual y reflexiona sobre la televisión, la fama, la despiadada competencia y su alejamiento del tabaco.


A poco de volver a enfrentar la conducción del Festival de Olmué 2018, Leo Caprile confiesa que se encuentra en la última etapa de su carrera, y que no le interesa estar en la tele. “Para lo único que sirve ser número uno es para que te quieran sacar de ahí”, sostiene.

Por otro lado, hace unos meses dejó el cigarro y se encuentra trabajando con un fonoaudiólogo para llegar a su querido Patagual. “Es un festival que no me pone nervioso, me pone ansioso, quiero llegar luego, quiero estar en Olmué, estoy contando los días”, dice.

– El año pasado la sufriste con la voz, ¿te has cuidado más para esta versión?

– El año pasado fue un accidente muy lamentable porque soy muy alérgico y habían incendios forestales, cambios de temperatura. Me estaba tratando la alergia y descubrimos que era una amigdalitis caballa, me inyecte y la recuperé en los últimos dos días, pero no he vuelto a tener problemas. Uno con los años de carrete tiene que cuidarse, hace un tiempo dejé de fumar, lo que me ha ayudado mucho y estoy trabajando hace seis meses con el fonoaudiólogo Ricardo Álvarez, que me ha ayudado mucho y no he tenido ningún problema.

LEO DEJÓ EL PUCHO

Siendo fumador por 40 años, Leo dejó el vicio de una y dice en broma que se ha ahorrado como un millón de pesos sin los puchos.

“Yo era un fumador empedernido, de una cajetilla diaria dicen que los empedernidos fuman dos cajetillas, yo no me las fumaba porque dormía, jejejé. Un día estaba en un evento a beneficio que hago todos los años, estaba en Espacio Riesco y llovía un montón. Al irme iba a fumar en el auto y me di cuenta de que se me habían acabado los cigarros y me dije, ‘no pienso comprar cigarros porque no quiero mojarme más’ y no lo hice. Así seguí al otro día y me di cuenta de que no los necesitaba. Así han pasado cinco meses”.

– ¿Habías tratado de dejar el pucho antes?

– Lo había intentado antes con parches, chicles, terapia, sicólogo y ahora fue así de golpe y porrazo.

– ¿Con qué reemplazaste el vicio?

– Con comida, subí un poquito de peso, unos 4 kilos, pero ya estoy recuperando lo normal.

– ¿Has notado la diferencia?

– Por supuesto, estoy más bueno para caminar, más despierto porque andaba con sueño, había una serie de malestares que eran sólo atribuibles a eso. No me lo explico de otra manera. Incluso insomnio, te acelerabas mucho, pasaban cosas con el cigarro que no son muy amigables y te preguntas por qué te lo provocas, la tontera más grande que puedes hacer es fumar. Me he cuidado toda la vida de los cambios de temperatura, de mi alimentación y en especial en estas fechas donde tengo 5 ó 6 festivales y debo estar en la mejor forma.

Con casi 40 años de carrera, muchos recuerdan a Caprile por su pega en “Cuánto vale el show”, su pega en “Sábado Gigante”, son varios clásicos en la trayectoria del porteño ya sea en “REC”, el mítico “Casi en Serio” y “La Vega”, que es lo último.

“Son programas que traspasaron generaciones, siento el cariño de la gente. Sé que no soy el número uno ni nunca lo voy a hacer, además que no me interesa serlo porque para lo único que sirve es para que te saquen de ahí porque todos te quieren botar, jejejé”.

GRAN REFLEXIÓN

«Da lo mismo, si todos te quieren sacar del uno. Estar ahí en ese rango de la historia, en el recuerdo y afecto de la gente, que con casi 60 te ofrezcan un festival tan importante como Olmué después que han pasado personas más jóvenes, hacerlo con la Karen, tener “La Vega” que es un programa que enseña y entretiene o “Y tú qué harías”, que es más social. Siento qué pasó por un momento de pago por lo hecho, por haberme reinventado. Hay gente que quiere estar en todas, es muy común, por las lucas o vanidad, hacer cualquier cosa que te ofrezcan. Eso es un gran error, uno no puede estar en los medios de comunicación porque quiere estar. Tiene que justificarse en algo, dejar un contenido. Lo digo sinceramente, estoy entrando en la última etapa de la carrera y la plata no es lo más importante. No lo digo peyorativamente. Hay otras satisfacciones en este trabajo, otras mediciones aparte del rating. Es el momento que me corresponde para hacer cosas que sirvan para educar, que la gente aprenda o transmitir algo que uno aprendió en la vida. Ese es mi norte», reflexiona.

Tras su salida de radio Corazón muchos radioescuchas se preguntan cuándo volverá al dial.

“He tenido ofertas, pero quiero descansar un ratito más y quizás volver a mitad de año o el próximo. Estoy muy entretenido haciendo otras cosas, estoy haciendo un proyecto personal familiar, lo que llaman un emprendimiento. Eso más la tele y festivales, la radio es mi pasión, pero me quitaba gran parte del día y me di cuenta de que había un mundo entero allá afuera para hacer cosas igual de satisfactorias que la radio. Le debo todo, pero creo que de momento es bueno respirar otros aires”.

Top de La Cuarta

Seguir leyendo