Remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

Dolor de garganta
Dolor de garganta

Estos remedios te ayudarán a calmar el dolor y además son muy fáciles de preparar.

Con la llegada del invierno, comienzan a hacerse aún más comunes los resfríos y uno de los principales síntomas es el dolor de garganta.

Si bien es aconsejable que acudas al médico si es que tienes más síntomas o llevas muchos días con dolor, existen algunos remedios caseros que te ayudarán con el alivio temporal.

CÓMO FRENAR EL DOLOR DE GARGANTA CON REMEDIOS CASEROS

1. Miel y limón

Todos alguna vez hemos tomado miel con limón y té, ya que es uno de los remedios tradicionales más comunes.

La miel actúa como demulcente, formando una capa protectora sobre la garganta que ayuda a calmar la irritación. Mientras que el limón funciona como un antibacteriano suave, además te entregará vitamina C.

Para prepararlo solo simplemente añade una cucharada de miel y el jugo de medio limón a una taza de agua tibia o a un té.

2. Gárgaras de agua con sal

Un remedio que te ayudará a sentir alivio instantáneo son las gárgaras de agua tibia con un poco sal.

Para prepararlo debes disolver media cucharadita de sal en un vaso de agua tibia. Luego debes realizar gárgaras durante 30 segundos, repitiendo el proceso varias veces al día.

3. Té de hierbas

Un agua de manzanillas o jengibre te ayudará a desinflamar y calmar el dolor.

La manzanilla puede ayudar a reducir la inflamación, mientras que el jengibre puede aliviar la irritación gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Prepara el agua de hierbas como de costumbre y bébelo tibio. Si quieres un efecto calmante, puedes añadir un poco de miel.

4. Humidificación del ambiente

Un ambiente húmedo ayudará a prevenir la sequedad de la garganta.

En este caso, los humidificadores son una buena opción, pero también puedes inhalar vapor de agua caliente pueden mantener la humedad en las vías respiratorias y reducir la irritación.

5. Consumo de líquidos

Beber líquidos, ya sea agua, sopas, jugo natural, ayudará a que tu garganta se mantenga hidratada, lo que aliviará la sequedad.

Eso sí, evita las bebidas que puedan irritar aún más la garganta, como el alcohol y las bebidas muy frías o calientes.

COMPARTIR NOTA