“Cuando la canto, me hace liberar la tristeza”: la historia de las cuecas de Carlos Caszely para su esposa

Carlos Caszely lanza una cueca dedicada a su esposa junto a Daniel Guerrero.
Carlos Caszely lanza una cueca dedicada a su esposa junto a Daniel Guerrero.

Como una suerte de terapia, el ídolo su puso a escribir canciones dedicadas a María de los Ángeles Guerra, tras su muerte a causa de un largo cáncer. Para musicalizar las letras, fue el cantautor Daniel Guerrero, amigo y fanático declarado del ídolo colocolino, quien tomó esa pega y admite que “lo que más feliz me tiene es ver a Carlos contento”. Ahora lanzan “La gallinita de ojos negros” y, acá, su historia.

Una mañana de domingo, Carlos Caszely fumaba un cigarro y tomaba café con el cantautor Daniel Guerrero, en las mesitas de afuera de una cafetería en la Plaza de Armas de Valdivia. El exgoleador, de pronto, como si desde hace rato le estuviera dando vueltas, lanzó:

—Oye, se me ocurrió una idea para una canción.

Al escucharlo, “puta, yo lo encontré increíble”, relata el ex integrante de La Sociedad a La Cuarta, que por aquellos días grababa “Mary es mi amor”, una reversión del clásico de Leo Dan, estrenado a inicios agosto. “Tenía todo que ver con Carlos y su señora”, cuenta Daniel en alusión a María de los Ángeles Guerra, la esposa del ídolo albo, que murió en febrero del 2022 a causa de un largo cáncer, tras 50 años casados.

“Algún día tendré que salir adelante, empeño le estoy haciendo”, se había sincerado en junio “El rey del metro cuadrado” con el diario pop. “Pero es difícil”, admitió. “Hoy existen dos Carlos Caszely: el que está arriba, al que lo admiran, que lo adoran, que lo respetan; y el que está abajo, sumido en la mierda, bajo tierra”, confesó. “Ese soy”.

06 Junio 2023
Entrevista a Carlos Caszely, ex  Futbolista y Periodista.

Foto: Andres Perez
06 Junio 2023 Entrevista a Carlos Caszely, ex Futbolista y Periodista. Foto: Andres Perez

Así, cuando el cantante lo escuchó, inmediatamente se dio cuenta de que no sólo sería hacer música juntos, sino que “era también una manera súper importante para él de desahogarse y botar toda la pena”, asegura. Así que, sin dudarlo, Daniel le contestó:

—Carlos, mándame una letra o lo que se te venga a la cabeza, y yo feliz le pongo música.

Y empezaron a hacer canciones, sin un objetivo claro, simplemente hacer porque, de alguna manera, se trataba de una suerte de redención. “Pero Carlos se volvió loco”, asegura Daniel, “me mandaba día por medio una letra”.

Una terapia

La unión entre el artista —voz de populares baladas como “Nada quedará” y “Quizás”— y el ídolo nació del fanatismo de Daniel, quien le compuso una canción llamada “Gol de Caszely”. Hace ya más de dos años, le envió la maqueta del tema, con pura guitarra y voz, al mejor amigo de Caszely y, en enero del 2021, lo llamó nada menos que su referente de toda la vida, emocionado, con su esposa, agradeciéndole por aquel temita.

Daniel lloró.

—Con toda esta amistad con Carlos, nunca existió un acuerdo, o ponernos de acuerdo, o que él me hablara que “se me ocurrió una cueca” —asegura—. Fue todo de manera muy espontánea, que surgió a través de los años.

Tras aquella canción, ambos estrecharon lazos, al punto que el 23 de febrero del 2022, Daniel asistió al funeral de María de los Ángeles, acompañando, e incluso cantó ante los presentes. Fue un punto de inflexión súper importante dentro de nuestra relación”, asegura. “Evidentemente nos unió mucho más”.

Daniel Guerrero renonoce que, como colocolino, es su ídolo de toda la vida.
Daniel Guerrero renonoce que, como colocolino, es su ídolo de toda la vida.

Ante la pérdida, “mi siquiatra me recomendó escribir canciones; como soy fanático de la cueca, le empecé a hacer canciones a la María de los Ángeles”, cuenta Carlos al diario pop sobre este proceso que arrancó hace “poquito” más de un año, según precisa. “Y como tenemos una buena entrada con Daniel, yo puse la letra y él la música”. En paralelo, el exartillero está terminando de escribir un nuevo libro.

La muerte —¡cómo no!— tenía “muy deprimido” al también comentarista deportivo, lo que derivó en que, a modo de distracción, terminara acompañando al cantante a una serie de shows por el sur de Chile, en Concepción, Los Ángeles y, finalmente, Valdivia.

En esos días, Carlos andaba como un amigo más del cantante y su equipo, viajando de hotel en hotel. Durante las noches, a la hora de cada espectáculo, “se suponía que (Caszely) iba medio fondeado, pero al final todo el mundo lo cachaba igual”, dice el cantautor. En todo caso, “creo que necesita ese cariño, sobre todo en esta etapa”, piensa Daniel. “Evidentemente que esos días lo pasamos muy bien”.

El artista vive en las afueras de la la capital de Los Ríos, camino a Niebla, con su familia en plena selva valdiviana, donde se quedó a dormir el exfutbolista, para al día siguiente revelarle su intención musical.

Daniel, al tiro, se puso a componer.

Una cueca de amor

En algún momento, Carlos le contó que bailaba cueca con María de los Ángeles, por lo que propuso hacer algo propio del folclor chileno. El ex-La Sociedad le admitió que “nunca había compuesto una cueca, pero que yo feliz, en lo que él quisiera, lo acompañaba”, relata. Y el ídolo le mandó la letra de lo que se convertiría en “La gallinita de ojos negros”, que “me encantó al tiro”, asegura.

Al final, todo resultó más fácil de lo pensado. “La cueca es un baile tan nuestro, tan tradicional, y yo soy fanático”, declara Carlos. Además, “las canciones reflejan lo fue nuestro matrimonio durante 50 años”, describe.

—Me puedo demorar una semana o un mes en escribir las canciones, porque voy de a poco, con la tristeza de la noche, entre el cigarro, el café y la Luna —cuenta—. Tengo un cuaderno donde voy escribiendo poco a poco.

En cuando al motivo de “La gallinita de ojos negros”, él recuerda que María de los Ángeles “bailaba la cueca de salón, fina; y yo, la cueca chora, chilota”, lo que queda “totalmente plasmado” en las líneas que escribió.

Una vez lista la letra, se la envío la a Daniel para que la musicalizara junto a Carlos Fredes, quien pone la guitarra e instrumentos. “Carlos escribe increíble”, asegura el ex-La Sociedad. “He tenido que cambiar muy poco de sus letras originales, se me hace muy fácil ponerle música”. Él describe “La gallinita…” como “una cueca chora, muy simple y muy cantable”.

Caszely junto a su esposa María de los Ángeles.
Caszely junto a su esposa María de los Ángeles.

El plan es lanzar un EP (álbum breve), llamado Caszely Guerrero, compuesto por cinco canciones además de “La gallinita de ojos negros”, incluyendo “Gol de Caszely” y “Mary mi amor”, ya lanzadas, y las aún inéditas “Toca la pelota” y “Maryesposa”; de hecho, en esta última también canta Barbra Caszely, hija del exseleccionado.

—Este es un disco que hemos hecho 100% en Valdivia, grabado allá —relata el artista desde Castro, Chiloé—. Carlos viajó con Barbra allá para grabar las voces. Ha sido un proyecto basado principalmente en el cariño y la amistad, más que pensando en ganar premios, lógicamente. También es muy emocionante para mí, que soy futbolero y que Carlos es mi ídolo favorito, ver que no hay edad para desarrollar un talento oculto, con 73 años. Creo que es la primera vez que Carlos escribe canciones. Me llena de orgullo.

“Cuando la canto, me hace liberar la tristeza”, confiesa, por su lado, el exgoleador sobre el proceso de grabación. “La cantamos con Daniel, mi hija, Barbra, y yo”.

Con todo el material que tienen, Daniel estima que incluso podrían llegar a sacar unas veinte canciones en total… pero eso quedaría para más adelante. Ahora, el plan es armar un espectáculo entre los dos: “Carlos cuenta sus historias deportivas y eso lo vamos amenizando con música, canciones del disco, canciones mías, de La Sociedad, y que le gusten a él”, adelanta. “No dejará de mutar, porque no es algo que nos hayamos propuesto desde un comienzo”; sino que “se ha ido dando de a poco”.

El sueño del Olmué

—Hay una canción que me gusta mucho, mucho, mucho —declara Caszely— , y no la puedo lanzar todavía, porque quiero mandarla para cuando se presenten las bases para el Festival de Olmué, como tiene que ser inédita. Ya está escrita, musicalizada y cantada.

Se titula “Paseando por el parque”, y también es una cueca, según adelanta Daniel con miras a la competencia que se realizará entre el 18 y 21 de enero del 2024. “La tenemos guardadita para, por lo menos, hacer el intento de mandarla y, ojalá, quede”, expresa el cantautor. “Si quedamos, tendré que estar ahí con Carlos, cantando la canción”, algo que “para mí es una chochería absoluta”.

—Lo bonito de esto, fundamentalmente, es acompañar a un amigo, a través de la música poder sanar este dolor tan grande —reflexiona—. Lo que más feliz me tiene es ver a Carlos contento, y que pueda homenajear a su mujer a través de las canciones. Sé que le hace muy bien.

La amistad entre Daniel Guerrero y Carlos Caszely surgió luego que el cantautor le hiciera una canción en 2021.
La amistad entre Daniel Guerrero y Carlos Caszely surgió luego que el cantautor le hiciera una canción en 2021.

Además, para el arista “poder homenajearlo en vida, regaloneándolo y haciendo música juntos, es un sueño como hincha y fanático de Carlos”, asegura. “Unir el fútbol y la música, que son mis dos grandes pasiones, es lo más lindo, sobre todo con el ícono futbolístico más importante de nuestro país”.

Ya con septiembre en marcha, el exdelantero de La Roja comenta que “sé que son Fiestas Patrias, yo siempre fui un enamorado de las fondas, desde el Parque Cousiño, cuando tenía nueve años, las ramadas; encontraba todo maravilloso, muy lindo”.

Y recuerda que con María de los Ángeles, efectivamente, bailaban cuecas. “Teníamos muchas fotos vestidos de huasos”, asegura. “Pero no sé dónde están”, si darle mayor importancia, como dándolas por pérdidas.

Tras un un par de intercambios más, la entrevista termina.

Al día siguiente, ya bien entrada la tarde y sin previo aviso, el ídolo manda unas fotografías a La Cuarta. “Me las envió mi hija Valerie”, cuenta vía WhatsApp. “Ella tenía”.

En aquellas fotos, aparece él y María de los Ángeles, firmes, mirando a la cámara, vestidos elegantemente de huasos, con chupallas y trajes negros, junto a una rueda de carreta, dejando entrever, ambos, una leve sonrisa.

Carlos Caszely junto a María de los Ángeles Guerra vestidos de huasos. FOTO: Valerie Caszely
Carlos Caszely junto a María de los Ángeles Guerra vestidos de huasos. FOTO: Valerie Caszely

LEE TAMBIÉN EN LA CUARTA:

- “Este nivel de negacionismo es violento”: El Chibano presenta su EP por la conmemoración del Golpe de Estado

- Alex Anwandter presenta su último disco con un doblete en el Caupolicán: “El show está pensado para tocar sin parar”

- Franco Simone regresa a Chile con tutti: “Muchos países se ponen celosos de nuestra relación de amor”

COMPARTIR NOTA